Ritmos vitales, salud y políticas del tiempo o como sobrevivir a la vida moderna

Será el tema del tercer y último debate telemático del ciclo, que tendrá lugar el próximo jueves, 17 de junio

El próximo jueves, 17 de junio, a las 10 de la mañana, tendrá lugar la tercera y última sesión del ciclo internacional sobre buenas prácticas municipales en políticas del tiempo organizado por DIPLOCAT y la asociación Barcelona Time Use Initiative for a Healthy Society. En esta ocasión el título del debate es "La cronobiología aplicada a nuestro día a día" y el tema central serán las diferentes políticas llevadas a cabo desde el punto de vista de la salud pública para adaptar o flexibilizar los horarios establecidos por las administraciones locales, y así favorecer una menor disrupción de los ritmos vitales de la ciudadanía.

El debate será presentado e introducido por Laura Foraster i Lloret, secretaria general de DIPLOCAT, y Jean-Yves Boulin, coordinador de la Red Europea de Ciudades para los usos del tiempo, mientras que la moderación correrá a cargo de María de los Ángeles Rol de Lama, profesora titular de Fisiología y codirectora del grupo de investigación CronoLab de la Universidad de Murcia. Los tres ponentes que presentarán casos prácticos son los siguientes:

  • Àngel Puig, concejal de Promoción Económica del Ayuntamiento de Argentona: "La organización del ocio educativo y los efectos en niños y familias".
  • Glòria Plana, concejala del Área de Promoción Económica del Ayuntamiento de Gerona: "La Red para la Reforma Horaria de Girona: buenas prácticas centradas en la salud, la conciliación y la productividad".
  • Anne Le Floch, vicepresidenta de Rennes Métropole: "Cambios en los ritmos diarios del área metropolitana de Rennes".

Después de las preguntas del público, Ariadna Güell, coordinadora de la Barcelona Time Use Initiative for a Healthy Society será la encargada de clausurar la sesión y el ciclo.

Los ritmos vitales, llamados circadianos, regulan diferentes procesos de nuestro cuerpo en ciclos de 24 horas aproximadamente, sobre todo mediante el ritmo de sueño y vigilia. La disrupción de este ritmo interno ha estado ligada a menudo a problemas de salud como trastornos del comportamiento, estrés, enfermedades cardiovasculares, diabetes o sobrepeso. A pesar de ello, la organización social del tiempo provoca que muchas personas vivan de forma desajustada con su ritmo circadiano, ya que deben adaptarse a los horarios laborales, educativos, sociales y de ocio de su entorno más inmediato. El debate del día 17 de junio tratará sobre esta problemática y apuntará algunas vías de solución.


Inscripciones

Enlaces relacionados