El poder creciente de las redes de ciudades en la escena internacional

DIPLOCAT ha organizado hoy una jornada sobre el tema con expertos europeos

DIPLOCAT ha organizado esta mañana en Barcelona la jornada Las redes internacionales de ciudades y sus dinámicas. El acto formaba parte de un ciclo sobre el auge de las ciudades en la escena internacional, del que ya se hizo una primera jornada el pasado año sobre el rol de los entes locales en el ámbito internacional en el contexto post-pandémico.

Esta segunda sesión se ha centrado en las redes internacionales de ciudades, entendidas como estructuras institucionalizadas que facilitan la cooperación entre los gobiernos locales o regionales y prestan servicios a sus miembros para abordar colectivamente retos compartidos. Ante la creciente relevancia del trabajo en red, también se ha hablado de la necesidad de determinar posibles mecanismos para evaluar su impacto.

En sus palabras de bienvenida, Laura Foraster i Lloret, secretaria general de DIPLOCAT, ha dicho que el creciente protagonismo de las ciudades es indiscutible y no es previsible que aminore. Este protagonismo también abarca el ámbito internacional, tal y como se pudo comprobar durante la pandemia de la covid-19, en la que las ciudades tomaron el relevo de los estados aprovechando que están en la primera línea de comunicación con la ciudadanía. Dado que los retos globales actuales también afectan a los niveles nacional y local, es importante el intercambio de buenas prácticas entre ciudades y establecer puentes de diálogo. Por eso es necesario evaluar la capacidad de las redes de ciudades y conocer sus puntos fuertes y débiles, ha concluido Foraster.

El encargado de realizar la ponencia central ha sido Agustí Fernández de Losada, investigador senior y director del programa Ciudades Globales de CIDOB, que ha hablado sobre cómo Repensar el rol de las redes de ciudades en la esfera internacional. Fernández de Losada parte de la base de que las ciudades son escenario de procesos globalizadores y que las soluciones que proponen son relevantes, por lo que son merecedoras de recursos y competencias. El impacto local de los procesos globalizadores hace que las ciudades acaben siendo actores reconocidos de las agendas internacionales y se organicen en redes.

Según el investigador de CIDOB, habría que revisar el papel de las ciudades en las redes internacionales, ya que es un mundo que cambia muy rápidamente y el ecosistema es muy amplio y complejo y está muy tensionado. Además, hay mucha competencia entre las propias redes y carece de coordinación. ¿Faltan respuestas efectivas? ¿Hay capacidad de medir su impacto? ¿Son capaces las redes de acercarse a las necesidades de la ciudadanía? Fernández de Losada cree que es importante reforzar la coordinación entre las redes y su participación en la esfera internacional. También deben reforzarse liderazgos e incorporar activistas sociales, empresarios, académicos y artistas: voces diversas que permitan tejer alianzas y generar acuerdos medibles y concretos.

Posteriormente ha habido una mesa redonda, conducida por Mariona Tomàs, profesora de Ciencia Política en la Universidad de Barcelona, ​​con varios representantes de redes de ciudades que han explicado experiencias de buenas prácticas. El primero en intervenir ha sido Pablo Fernández, chief of staff de la red Ciudades y Gobiernos Locales Unidos (CGLU), que ha hablado de las dificultades de liderazgo de las ciudades a nivel internacional. Ha destacado que las redes no deberían ser prestadoras de servicios, sino que deberían ser el instrumento de representación de los gobiernos locales. En este sentido, Fernández cree que habría que replantear el sistema de representación democrática y compensar de alguna manera a las ciudades pequeñas, que no tienen la misma voz ni repercusión que las grandes.

En segundo lugar, Rosa Arlene María, directora ejecutiva del Centro Iberoamericano de Desarrollo Estratégico Urbano (CIDEU), ha hablado de la construcción colectiva de la definición de ciudad y de su rol para conseguir unas mejores prácticas entre ellas, ya que las estrategias urbanas son complejas y cambian constantemente.

A continuación, Dorthe Nielsen, directora ejecutiva de Eurocities, ha mencionado la importancia de la participación y la cooperación de las ciudades europeas para definir de forma conjunta las agendas y las temáticas de interés colectivo. Nielsen también ha mencionado la importancia de la colaboración entre las redes en ámbitos como la divulgación de información y la implementación de proyectos para tratar problemáticas que las afectan de forma global y por igual.

Por último, Claire Roumet, directora de la red Energy Cities, ha defendido la idea de que las ciudades deben dejar de pedir compromisos por parte de las grandes instituciones y deben pasar a la acción, de forma que éstas se vean obligadas a comprometerse con las ciudades. Según Roumet, las primeras que deben creer en su rol de grandes actores emergentes son las propias ciudades, y deben actuar en consecuencia.

En el turno final de preguntas se ha hablado, entre otros temas, sobre la disfunción entre la lógica cooperativa de las ciudades y la lógica a menudo competitiva de los Estados, sobre la utilidad real de los indicadores y los sistemas de evaluación de las actuaciones internacionales de las ciudades, y sobre cómo mejorar las alianzas entre ciudades para hacerlas aún más enriquecedoras.

[Próximamente colgaremos un vídeo con la grabación de la jornada, así como un resumen más amplio de las diferentes intervenciones en forma de publicación digital].

Enlaces relacionados