Las entidades catalanas de acción social reclaman incidir en las políticas sociales europeas

La jornada “Pobreza y empleo” ha dado voz a las entidades catalanas para hacer llegar las prioridades del país en pobreza y empleo a las instituciones europeas

El miércoles 8 de julio, Diplocat ha organizado la jornada en línea Pobreza y empleo, qué significan las entidades del tercer sector social en Europa? junto con las Entidades Catalanas de Acción Social (ECAS), con el objetivo de trasladar las prioridades y la realidad catalana a los responsables de las políticas sociales de la UE, en un momento en que la Comisión Europea ha abierto un periodo de consultas para trabajar en el reforzamiento del Pilar europeo de derechos sociales y en su implementación mediante un Plan de acción previsto para el año 2021.

La jornada ha sido inaugurada por Alfonso Gonzalez Bondía, Director General de Asuntos Europeos y Mediterráneos de la Generalidad de Cataluña, quien ha precisado que la jornada es del todo acertada en un momento como el actual, en que la crisis de la pandemia del coronavirus ha impactado fuertemente en la economía y la sociedad de nuestro país, sobre todo en aquellos colectivos más vulnerables. En este contexto, el marco europeo es imprescindible para afrontar juntos los problemas comunes y, con este objetivo, Cataluña ha tenido siempre una vocación europeísta y ha mostrado ampliamente su voluntad de tener una voz propia en la UE.

A continuación ha tomado la palabra Xavier Puig, Presidente de ECAS, quien ha remarcado el interés de la entidad por crear lazos con entidades internacionales para incidir en los diferentes niveles de gobierno, y que en un mundo interconectado se necesita que los temas de pobreza, exclusión y empleo se trabajen de manera global. Ha finalizado exponiendo que es muy importante trabajar en el Pilar europeo de los derechos sociales e incidir para que tenga importancia sobre la realidad de las personas.

La presentación de la jornada ha finalizado con las palabras de Laura Foraster, Secretaria General del Consejo de Diplomacia Pública de Cataluña (Diplocat) quien ha enfatizado que esta jornada es un ejemplo de cómo Diplocat acompaña la sociedad civil y las entidades miembros del consorcio que quieren tener presencia en la escena internacional, ya sea para contribuir en los principales retos y debates globales, para encontrar espacios de colaboración entre ellas, así como para dar a conocer la realidad de nuestro país en el exterior. Las Entidades Catalanas de Acción Social (ECAS) forman parte de la Mesa del Tercer Sector social de Cataluña, miembro de Diplocat.

A continuación, Marta Cid, responsable de la Vocalía internacional de ECAS, Gerente de la fundación Gentis y moderadora de la jornada, ha dado la palabra a los ponentes. Ana Carrero, Jefe del Equipo para España y Malta del Fondo Social Europeo en la Dirección General de Empleo, Asuntos Sociales e Inclusión de la Comisión Europea, ha sido la primera en hablar. Ha presentado las diferentes líneas de acción en las que la Comisión Europea trabajará durante el periodo 2021-2027 y ha expuesto la importancia que tiene el Pilar europeo de derechos sociales que se aprobó el 2017 con el apoyo del Consejo Europeo, la Comisión Europea y el Parlamento Europeo. Posteriormente ha especificado los diferentes fondos que existen para reactivar el empleo, incrementar la formación y la enseñanza, y aumentar el acceso a los servicios sociales y los planes de recuperación que se aplicarán concretamente en cada país. También ha expuesto la relevancia de participar en las consultas que se están produciendo a nivel europeo para poder influir en las políticas de reforma y en las convocatorias que interesan a las entidades, y así construir unos planes de acción el máximo de beneficiosos para las entidades y lo más ajustados posibles a la realidad ciudadana.

Isabel Caño, Vicepresidenta del Comité Económico y Social Europeo, ha expuesto que la crisis ha afectado sobre todo a los colectivos que ya anteriormente eran vulnerables, destacando el papel de la mujer dentro de esta vulnerabilidad laboral. Ha mencionado todas las políticas que se han hecho a nivel europeo y español pero ha constatado que hay que ir más allá para poder llegar a la recuperación, ya que la vulnerabilidad laboral en España ya venía de antes. Ha resaltado la necesidad de aumentar la coordinación y la unión entre los países de la UE y trabajar juntos para salir de esta nueva crisis. Ha recordado también que las políticas de austeridad que se promovieron en la crisis del 2008 son las que ahora han afectado al sistema sanitario en toda Europa y por ello ha expuesto que la lucha contra la pobreza tiene tres patas: el plan de recuperación nacional y europeo, el plan de inversión social y la protección social, que debe ser universal. Considera que la renta mínima europea debe ser la última opción en la red de seguridad, pero que debe ser a nivel europeo.

Ferran Busquets, Vocal de pobreza de ECAS y Presidente de Arrels, ha hecho un análisis de la situación de la pobreza en Cataluña y ha subrayado como en los últimos años el riesgo de pobreza ha aumentando en todos los indicadores. Ha expuesto que la vulnerabilidad y el riesgo de exclusión se incrementa si no has nacido dentro de la Unión Europea. Ha remarcado los datos expuestos por Intermón que constatan que con la crisis de la COVID-19, el riesgo de pobreza puede llegar hasta el 26% de la población. Finalmente, ha indicado que tanto la renta mínima garantizada como el ingreso mínimo vital no llegan a los 11.000 euros anuales, cifra que marca actualmente el umbral de la pobreza, y ha denunciado el hecho de que la administración no garantice a la gente salir de la pobreza.

Finalmente ha tomado la palabra Sonia Moragrega, miembro de la Junta de ECAS y Directora de la Fundación Intermedia, quien ha centrado su ponencia en el empleo. Ha dividido su exposición en cuatro puntos. Primeramente ha apuntado como la COVID ha afectado al empleo destacando el aumento del paro en los últimos meses y el hecho de que en este recuento no se incluyan los trabajadores en ERTE, que son más de medio millón. Ha continuado hablando de las nuevas vulnerabilidades que han surgido, sobre todo en las personas que trabajaban en la economía sumergida, los autónomos que habrán cerrado los negocios, o los ERTE que revertirán en despidos, además de la gran tendencia a la contratación parcial.

A continuación ha expuesto las necesidades de reubicar los trabajadores y las trabajadoras en el mercado, tanto dentro de su sector, como en aquel que tenga más ofertas de puestos de trabajo, lo que precisará en muchos casos de formación y de programas que podrán ser más largos o más rápidos dependiendo de la persona y el sector. Finalmente ha apuntado las líneas prioritarias de empleo donde ha remarcado la importancia de la educación, los programas de empleo juvenil y para personas migrantes, así como programas de reactivación de la economía, la promoción del contrato directo y la renta básica de ciudadanía.

A continuación se ha dado paso a las preguntas que diferentes entidades del sector de acción social catalán han dirigido a Carrero y Caño. La primera pregunta, de José Serrano, Miembro de la Junta Directiva de la Confederación y Presidente de la Comisión de Mayores, ha versado sobre cómo la Comisión puede revalorizar el trabajo social y cómo puede mantener los fondos europeos y los que se están creando ahora, en el contexto de la COVID. Caño ha expuesto que el sector social ha pasado de ser invisible a ser esencial en esta crisis, pero que no hay un modelo único de cómo salir de la crisis. Sin embargo, este debe consistir en un modelo que dé más voz a las entidades, para que sean más presentes en la construcción de las políticas europeas, ya que no se pueden hacer las leyes sin saber para quién son y las entidades son las que trabajan directamente. Carrero, por su parte, ha expuesto que desde la Comisión se habla desde diferentes sectores de los cuidados a fin de potenciarlos y protegerlos y ha expuesto que la llegada de los fondos no depende de la Comisión, sino que son los Estados quienes marcan las prioridades y los sectores donde van los fondos, y que es en los procesos de creación de estas listas de prioridades donde las entidades deben participar e incidir.

La segunda pregunta la ha hecho Teresa Crespo, miembro de la Junta Directiva y de la Vocalía de pobreza de ECAS, quien ha preguntado si la UE tiene la voluntad de cambiar su modelo socioeconómico para garantizar a sus ciudadanos los derechos laborales, los derechos fundamentales y garantizar la dignidad de todos los trabajadores. Carrero ha respondido que la Comisión está trabajando en el Plan del Sector Social y se está iniciando la iniciativa de la renta mínima europea, pero que todas estas cosas se tratan de manera multidisciplinar en la Comisión y que desde hace tiempo se está fortaleciendo la dimensión social en la UE. Caño ha reiterado que ya se están haciendo cosas desde Europa pero ha recordado que no se pueden hacer cambios sin el apoyo de los estados.

La tercera pregunta la ha hecho Rosa Balaguer, Vicepresidenta y Vocal de incidencia pública de ECAS, quien ha preguntado cómo se vería desde Europa avanzar hacia una Renta Básica Universal adaptada a cada país de la Unión, pero garantizada en cada país. Carrero ha respondido que, de momento, no hay ninguna propuesta al respecto y ha recomendado participar en los foros de propuestas para el plan sobre derechos sociales de la UE.

Esteve Ferrer, Secretario de ENSIE y Miembro de la Federación Europea de Empresas de Inserción ha comentado el hecho de que la mayor parte de las empresas de inserción son contratadas mayoritariamente por el sector privado y ha expuesto la falta de contratación de parte pública. Caño ha respondido que las autoridades públicas deben estar más comprometidas con la realidad y ha comentado que la normativa europea sobre el tema tiene el problema que permite que los estados se reserven su derecho a no aplicarla, aunque tanto ella como Carrero han expuesto que no saben como ésta se ha transpuesto a la normativa española. Carrero también ha expuesto que se está promoviendo un Plan de Economía Social y ha invitado a su participación para que este realmente se lleve a cabo de la mejor manera posible, ya que subraya la importancia de las empresas de inserción.

Finalmente, Jesús Delgado Almendros, Miembro de la Junta y Responsable de Relaciones Internacionales de la Mesa del Tercer Sector, ha preguntado sobre cuáles creían que deberían ser los compromisos que los Estados deberían asumir para responder de manera coordinada a los flujos migratorios actuales y futuros. A la pregunta Caño ha remarcado la falta de voluntad política para hacerlo y Carrero ha trasladado que la Comisión ha expuesto diferentes maneras.

Finalmente, se ha abierto el turno de preguntas de los oyentes que ha sido moderado por Ana Ollo, Miembro de la Comisión de Internacional e Innovación social de ECAS, destacando la pregunta sobre cómo se puede visualizar el papel social de la Unión Europea en un momento de desconfianza hacia las instituciones europeas. Los ponentes han remarcado que sobre todo hay que hacer trabajo diario de explicación y sensibilización de las acciones que se pueden llevar a cabo gracias a los fondos europeos.

La clausura del acto ha ido a cargo de Laura Foraster quien ha agradecido la participación de los ponentes y ha remarcado que la jornada ha cumplido con las expectativas, y se han compartido ideas y visiones entre Europa y Cataluña, con el objetivo de alcanzar un reto compartido y crucial como es el de mejorar la calidad de vida de las personas.